Dani Rovira

Dani Rovira es miembro co-fundador, junto a Clara Lago de la FUNDACIÓN OCHOTUMBAO.

Nacido a finales del año 80 en Málaga (ciudad que le ha nombrado recientemente Hijo Predilecto) terminó la licenciatura en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte en Granada y obtuvo los títulos de Quiromasajista Profesional y Deportivo, Animación Infantil, Animación Sociocultural y Monitor de Ocio y Tiempo Libre. Siempre aficionado al teatro, fue teniendo contacto con el noble arte de contar cuentos y el café teatro.

Poco tardó en ser atropellado por el Stand Up Comedy, con quien realizó más de 2.000 actuaciones en los últimos 15 años (teterías, bautizos, comuniones, bodas, cumpleaños, Institutos, librerías, salas, ferias, discotecas, bares, plazas de pueblo, teatros, Paramount Comedy, Club de la Comedia, etc.).

El éxito que supuso Ocho Apellidos Vascos le sirvió como impulso en su carrera: la película que rompió todos los moldes del cine español. A partir de ahí, Dani no ha parado de enlazar un proyecto tras otro.

Recibió un premio Goya en la categoría de Mejor actor revelación. Además, ha presentando la gala del cine español tres veces consecutivas. Y salió sano y salvo de cada una de ellas.

Y entonces… la Fundación Ochotumbao

Pero aún tenía que llegar el proyecto más importante de su vida, la FUNDACIÓN OCHOTUMBAO.

Después de muchos años arrimando el hombro y colaborando con multitud de causas y asociaciones no gubernamentales de manera personal, apasionada y desinteresada, decide iniciar este proyecto junto a Clara Lago, la compañera perfecta para él.

Dani Rovira, aprovechando su pasión desmesurada por el deporte y la actividad física, ha colaborado para varias causas: Medio Ironman de Calella por la esclerosis múltiple, Barcelona Roma en bicicleta por la investigación y visibilidad del Síndrome de Rett, Titan Desert para ponerle Freno al Ictus son algunos ejemplos de su compromiso.

Y junto a Clara Lago y Rafa Villena, forman la compañía de comedia y teatro ‘Improviciados’, con la que realizan giras por diferentes teatros de España de manera benéfica para apoyar diferentes causas.

Dani Rovira es un apasionado de la naturaleza, del cine de terror, de la chorrada y de la pamplina.

Siente un amor incondicional por los animales, tiene tres perros adoptados, además de colaborar de manera activa con diferentes refugios del país (es padrino de la Protectora de Málaga) y participa, una vez al mes, en la sección de adopción de perros y denuncia de maltratos en El Hormiguero, cuya retribución se destina a las mejoras de diferentes protectoras del país. Amante de la cerveza de Granada y vegetariano desde febrero del 2017, Dani, a pesar de todo lo escrito, es un defensor fundamentalista y radical de la siesta.