Blanca, Taca, Nadia, Chito, Mini, Greta, Bonnie y Clyde. Estos son los ocho cerditos vietnamitas que fueron encontrados junto a su madre (preñada de 10 crías más) y que ahora necesitan un hogar definitivo.

Conoce el proyecto

Cuando algunas celebridades y famosos adoptaron al cerdo vietnamita como mascota, la práctica se puso de moda y muchas personas hicieron lo mismo. El resultado fue el abandono de numerosos individuos (lejos de lo que generalmente se piensa, algunos pueden llegar a pesar 80kg) y su inevitable reproducción masiva. Hoy en día están catalogados como especie invasora y son sometidos a mecanismos de vigilancia y control poblacional (es decir, son sacrificados) por parte de las Comunidades.

En 2015 Eva Gavarró recibió el aviso de que había una familia de cerdos vietnamitas en el bosque de una urbanización de Lloret de Mar compuesta por una hembra adulta y 8 cachorros. Tras un acuerdo con los forestales, a Eva le fue concedido el tiempo suficiente para organizar un rescate y trasladarlos a su vivienda personal.

Todos los cachorros pasaron por un costoso proceso de esterilización a excepción de la madre, que resultó estar preñada y dio a luz a 10 crías más. Durante este proceso, lamentablemente fallecieron Blanca y Bonnie. La familia pasó de 7 a 17 miembros, con el inesperado coste personal y económico que supone un evento así.

En colaboración con FAADA, la Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales, Eva inició la búsqueda de un hogar definitivo para los cerditos que no supusiera la separación de la familia y lo encontraron en el Santuario BuenaVida, ubicado en la población de Esparraguera (provincia de Barcelona). El lugar consta de 27000 m2 por lo que los cerdos allí podrían vivir una vida plena en las mejores condiciones.

Para ello es necesario acondicionar el terreno y vallarlo, lo que supone un desembolso económico para el que necesitamos vuestra ayuda. Además, la idea es poder rescatar y mejorar la vida de los cerdos vietnamitas en general, ya que a muchos les espera un destino fatal solo por su condición de especie invasora. La intención es realizar el proceso burocrático pertinente para que el Santuario BuenaVida se convierta en un centro de acogida oficial de la Generalitat de Catalunya para estos animales, dentro del plan de gestión que se ha publicado recientemente y que permite esta opción ética.

Esto supondría no solo salvar a esta familia en concreto, sino ofrecer una oportunidad a otros cerditos que podrían pasar una temporada en el centro hasta encontrar un hogar definitivo gracias a personas habilitadas que se ofrezcan a ello. Este mecanismo ofrecerá todas las garantías sanitarias y además permitirá que siempre haya espacio en el santuario para seguir acogiendo a cerdos vietnamitas abandonados.

A qué destinamos lo recaudado

Con la recaudación de fondos de esta campaña se pretende conseguir el dinero necesario para:

  • – Extracción de sangre, vacunas y microchips: 1100€
  • – Esterilización 3 hembras: 1000€
  • – Traslado de animales: 1100€
  • – Día de trabajo de maquinaria para preparar la instalación del vallado: 800€
  • – Construcción de vallado rural para dos instalaciones: 16000€
  • – Acondicionamiento de la instalación A (para los 17 cerditos que habitaran definitivamente en el Santuario): 600€ (1 caseta para cuarentena, refugio y almacenaje, mangueras, piscina/charca…)
  • – Acondicionamiento de la instalación B (para los cerditos de acogida): 1200€ (2 casetas para cuarentena, refugio y almacenaje, mangueras, piscina/charca…)

Total presupuesto estimado: 21.800€