Las amigas de Solidarias con los animales nos cuentan en primera persona la historia de estos 17 galgos, y cómo podemos ayudar adoptándolos o aportando en esta causa

Conoce el proyecto

El pasado 5 de marzo, nos llega un aviso de una galga tirada en la carretera por un pueblo de Granada, la llevaban a nuestro veterinario. Una de nuestras compañeras se ofreció a acoger a la perrita en casa, la llamó Oliva. Tenía un perdigonazo en la columna vertebral. Después de varias pruebas entre ellas un TAC, vimos que el perdigón estaba alojado justo en la médula y no podría volver a caminar, aun así luchamos por ella, finalmente la médula se empezó a desintegrar y tuvimos con gran dolor que dormirla.

Fue con Oliva que contactamos con Dani Rovira que se puso en campaña con nosotras y Oliva tuvo toda la atención médica y apoyo de toda España.

Al día siguiente de que morir Oli, nos llega información de que la misma persona a la que obligamos a que nos cediera a Oli (un cazador), tenía más galgos de los que iba a deshacerse en condiciones lamentables, así que a través de nuestro veterinario contactamos de nuevo con él y le exigimos que nos los cediera. Teníamos vídeos del estado de estos perros y estábamos dispuestas a todo con tal de rescatarlos. Finalmente cedió.

El lunes 12 de marzo varios de nuestros compañeros fueron al pueblo con tres coches y trajimos a los perros. Nos dio 17 galgos en unas condiciones miserables, heridas por todos sitios, escuálidos la mayoría, llenos de pulgas y garrapatas, con diarreas… los animales JAMÁS habían sido atendidos, habían sido maltratados. 12 hembras y 5 machos.

Encontramos una residencia donde nos ayudarían con precios especiales (Chiveas de Granada) y alojamos a los perros. Empezamos una campaña para buscar casas de acogida para todos. Fueron semanas de mucho lío. Íbamos cada día a ver a los que seguían en residencia, poco a poco empezaron a confiar en nosotras. Los que venían peor fueron llevamos a casas donde mucha gente se involucró y nos ayudó desinteresadamente.

Uno de los días que fuimos a ver a los perros, nos encontramos a una podenca en mitad del camino por el que pasábamos, escuálida, enferma, un saco de huesos y la mirada perdida. La metimos en el coche y se sumó al carro de los 17 galgos. La llamamos Sira. Ya ha sido operada y se está recuperando poco a poco.

Por redes pedimos ayuda y mucha gente respondió a nuestro llamamiento. En las semanas sucesivas todos los galgos estaban en casas acogidos y se fueron haciendo los protocolos de desparasitación y visitas al veterinario, así como el cambio de chip de todos a nuestro nombre.

6 de los galgas ya están adoptadas, otra de ellas Kenia tiene un linfoma y estamos luchando por salvar su vida, es una perra muy feliz y llena de vida pero sabemos que su caso no va a ser fácil, ya está en tratamiento.

Conoce a los galgos

A día de hoy los perros han evolucionado mucho en sus casas de acogida y con respecto al vídeo que grabamos hace un mes hay algunos cambios:

Aldo: Se ha convertido en un perro muy cariñoso y tranquilo. No es apto con gatos. Tiene un poco de ansiedad por separación que se está trabajando. Se lleva bien con perros, a veces si se siente inseguro con alguno labra un poco pero enseguida se adapta, ya no es nada dominante.

Asia: Sigue siendo muy miedosa pero hace pequeños avances, necesita mucha paciencia. Es muy buena y educada. Se lleva bien con todos los animales. Apta con gatos.

Koba: Se lleva bien con todos los perros y es muy simpática con todas las personas aunque no las conozca. Aún se está trabajando con ella algunos traumas pero con constancia y cariño, ella responde muy bien. En casa es muy tranquila y no hay problema cuando se queda sola.

Matías: Aunque empezó no mostrándose muy apto con otros machos ya se lleva muy bien. Lo contrario que con los gatos que le ponen muy tenso, no apto con gatos. Es muy cariñoso y simpático cuando confía en el humano, de primeras con las cosas nuevas aún se muestra miedoso.

Patas: Es un poco asustadiza, tranquila y buena. Se lleva bien con todos los animales incluso gatos, aunque los cachorros la agobian un poco.

Río: Sigue teniendo miedo a la gente pero cuando confía es un perrito muy cariñoso, ya empieza a acercarse por si solo a la familia. Es muy inteligente y sabe los horarios de la casa. Se queda solo en casa sin problema. Se lleva genial con todos los perros. Se está recuperando poco a poco de todos sus traumas.

Rubia: Extrovertido, algo nerviosa, se lleva bien con todos los perros, le encanta correr y jugar. Apta con gatos. Tiene aún un poco de ansiedad por separación que se está trabajando.

Sultán: Extremadamente cariñoso con humanos, se lleva bien con machos y hembras. Aún un poco desconfiado con las personas que no conoce. Muy obediente y vago, es un perro de sofá! Apto con ratas pero no con gatos.

A qué destinamos lo recaudado

Principalmente, buscamos familias que quieran ampliar su familia con uno de los galguitos. Todos son muy buenos, poco a poco empiezan a confiar en los humanos, queremos que tengan  una buena vida, la que se les negó por ser perros usados para caza. También agradecemos cualquier ayuda económica para seguir afrontando sus gastos y poder esterilizarlos a todos.