La adopción de mascotas conlleva una gran responsabilidad, pero también grandes beneficios. Por eso, para llevar a cabo una adopción responsable, es muy importante que te informes bien de todo lo que necesitas saber antes de tomar la decisión de adoptar.

Igual que tú, existen muchas personas que quieren aportar su granito de arena y darle una vida mejor a los animales. Si aparte de beneficiarse la mascota adoptada también te puedes beneficiar tú, el resto de miembros de la familia y el medio ambiente, mucho mejor.

Iniciativas solidarias como Mi Nuevo Mejor Amigo, trabajan día a día para tratar de concienciar a todos aquellos usuarios indecisos para que apuesten por la adopción, y no por la compra de perros. A continuación, te mostramos un pequeño resumen de los beneficios que te aportará adoptar un perro.

Beneficios para el perro adoptado

Un buen resumen de los beneficios que adoptar un perro es que le estás dando una segunda oportunidad. Acogiendo un perro en casa te aseguras que tendrá el cariño, atención, cuidados, higiene e incluso un espacio propio en el que vivir y ser feliz.

Los centros de adopción, protectoras y refugios están muy saturados por lo que a veces no les pueden brindar todos los cuidados que necesitan. Indirectamente estarás colaborando a que el resto de perros del centro que elijas puedan recibir una mejor atención.

Beneficios de adoptar un perro

Beneficios para la persona que adopta un perro

Los beneficios que disfrutan las personas a la hora de tener un perro son muchas y, además, aumentan en el caso de que éste sea adoptado.

Adoptar un perro es más económico que comprarlo, sobre todo si hablamos de perros adultos. Cuando los perros llegan a cierta edad, al ser los menos adoptados, algunas protectoras los llegan a ofrecer gratuitamente. Aunque no es el beneficio más importante, también es algo a tener en cuenta.

Los beneficios psicológicos van desde mejorar tu estado de ánimo gracias a la alegría que transmiten y la compañía que te brindan, hasta aumentar tu satisfacción personal. ¿A quién no le gusta sentir que está ayudando a hacer del mundo un lugar mejor gracias a la adopción?

Y por último, los beneficios a nivel físico. Aparte de que cuando estás mejor mentalmente se refleja físicamente, tener una mascota te ayudará a tener un estilo de vida más activo. El momento del paseo no puede faltar en tu rutina diaria si cuentas con un perro en la familia.

Beneficios para el medio ambiente

Todos los seres vivos causamos una huella medioambiental, aunque no sean los que mayor huella generan, los perros también. Si dudas entre comprar o adoptar un perro no hay duda, adoptarlo es la opción más sostenible. Aparte de los beneficios que tendrá el perro, el medio ambiente también se verá beneficiado.

Por una parte, ayudas a evitar la sobrepoblación. Adoptando una mascota le estás dando una nueva vida a un ser vivo y no estás colaborando en la cría y explotación de otros perros en criaderos.

Por otra, aumenta la sostenibilidad del centro en el que adoptes. La tasa de adopción influye directamente en la tasa de sostenibilidad de los centros. Cuántos menos perros haya, más espacio tendrán el resto de animales, mejores cuidados podrán recibir y se podrán aprovechar mejor los recursos.

Esto es sólo una recopilación de algunos de los beneficios. Sólo tienes que hablar con personas que cuenten con un perro adoptado en sus hogares para conocer cómo es su día a día y te cuenten más sobre los beneficios que disfrutan.

¿Qué más necesitas para tomar la decisión de adoptar un perro?