Dani Rovira, cofundador de Fundación Ochotumbao, protagoniza «Reality» junto a Lydia Bosch, un corto benéfico dirigido por Alejandro Ibáñez realizado conjuntamente con la organización Save the Children

Historias para no dormir, la mítica serie de ficción creada en 1966 por Chicho Ibáñez Serrador acercó a la televisión española el terror y el suspense a través de narraciones escalofriantes que ya que influyeron a toda una generación. Medio siglo después su hijo, Alejandro Ibáñez, recoge el testigo de su padre y vuelve a quitarnos el sueño con Reality, un corto con elementos sobrenaturales que nos cuenta la realidad más aterradora de todas: la de los niños y niñas víctimas de conflictos bélicos.

Un cortometraje solidario

Reality se ha realizado junto a la organización mundial Save the children, que este año celebra su centenario y lleva desde sus orígenes luchando por mejorar y proteger la vida de los menores afectados por conflictos armados. El número de niños y niñas víctimas de guerras lamentablemente no ha dejado de crecer. Según las estadísticas, 142 millones de menores viven en zonas de conflicto de alta intensidad en las que se producen más de mil muertes al año relacionadas con la guerra. Con este cortometraje se pretende educar y concienciar del mal y el sufrimiento que todos ellos atraviesan diariamente.

La película, de 20 minutos de duración y que se puede ver libremente en Youtube, pertenece al género de terror y muestra la experiencia sobrenatural que viven en su propia casa una niña y su madre. El espectador, hasta el final de la trama, no descubre que muchas de las imágenes y testimonios que acaba de ver en la pantalla son reales y pertenecen a niños que han vivido el horror de la guerra en países como Siria y Afganistan. Una vez más la realidad supera a la ficción, y es que, como dicen en Save the Children, no hay peor terror que el terror real.

Un homenaje a Chicho Ibáñez

El pasado 7 de junio fallecía el gran Chicho Ibañez, que plasmó como nadie en la pantalla el terror infantil. La idea de retomar Historias para no dormir con el proyecto solidario Reality surgió de él y de su hijo Alejandro, director del corto, que declaraba a la prensa: «A mi padre le hubiera encantado presentar este proyecto, pero lamentablemente no llegó a tiempo».

Reality, además de denuncia, es homenaje a la figura de Chicho, de quien Carlos Latre toma prestada su voz para conversar con Alejandro al inicio de la película en la clásica introducción en blanco y negro que abría cada episodio de Historias para no dormir.

La emblemática Lydia Bosch, Dani Rovira y la joven Adriana de Castro son los protagonistas de esta historia inquietante y emotiva película que os recomendamos ver y os animamos a compartir porque ya lo dijo Chicho Ibáñez: “El cine es una herramienta para entretener, pero también es una herramienta para educar”.