La Fundación Affinity lanza una campaña en la plataforma change.org para que se adapte el Código Civil a la realidad social y legal actual.

El Código Civil español data nada más y nada menos que de 1889.

Para esta ley, que a lo largo del tiempo ha ido registrando numerosas reformas para modernizarse e irse adaptando en otros aspectos, los animales todavía son considerados “bienes semovientes”, es decir, meras cosas.

España necesita adecuar su Código Civil a la realidad social y legal actual. Por ello nos proponemos impulsar la reforma del Código Civil para que los animales reciban el estatuto jurídico que ya les otorga el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europa que, en su artículo 13, reconoce a los animales como seres sintientes, es decir, seres vivos dotados de sensibilidad.